domingo, 17 de mayo de 2009

Poética II

En primavera,
los grafómanos queman
arte y buen gusto.

3 comentarios:

Isabel Romana dijo...

Observo que eres también un experto en Haikus. Al leer los relativos a Catulo, Lesbia y Cintia, me ha parecido que nuestros admirados autores latinos no estaban lejos de este modo de versificar. Muchas gracias por la recomendación de la que me hablas. Un abrazo.

Revangel dijo...

He descubierto una palabra: grafómano. Es posible que sea una de ellos, y yo sin saberlo.
Y un blog que revisitaré.
Salud.
http://www.revangel.es/blog

Manuel dijo...

En realidad, y contestando a Isabel Romana, me adentré en el mundo del haiku buscando una manera diferente de traducir los epigramas al español y pensando que, si adoptaba un metro suficientemente conciso, lograría la condensación expresiva que necesitaba.

Por lo que a Revangel respecta, no quiero que el término grafómano fastidie a nadie, salvo dos o tres personas que llevo en mente y que, por no estar, no están ni en Internet.

Salud a ambas. Espero que nos podamos seguir leyendo.