lunes, 4 de enero de 2010

Tres

Un día al año,
la noche se hace eterna,
inabarcable.

Un día al año,
brilla un invierno suave:
huele a regalos.

Un día al año,
el capricho es gustoso.
Noche de Reyes.