jueves, 31 de enero de 2013

Gato de Schrödinger

Floto en la brisa
de un tornado de invierno,
de un aguacero.

Un electrón, dos
estados de energía.
Probablemente.

Mientras me observas,
como electrón existo.
Soy ser cuántico.

No me describen
esas taxonomías
tan presocráticas.

Yo soy y no soy.
Probablemente. Al tiempo.
Uno y el otro.

Tu perspectiva,
mecánica y directa,
no me describe.

Probablemente.
Antiyó y yo. Conviven
en tu ignorancia.

A ciencia cierta,
sí, dentro de la caja,
soy gato... O trueno.